Motos

Los 7 mandamientos que debes seguir antes de comprar una moto usada

Mandamientos antes de comprar una moto usada

Comprar un vehículo usado, sea moto o carro, puede ser una experiencia memorable, dependiendo de cómo y cuál elijas será una experiencia divertida, tranquila y fácil o por el contrario puede llegar a ser una experiencia horrible que no querrás recordar si eliges el vehículo equivocado. 

Hoy en día en el país, la moto se ha vuelto una gran alternativa como medio de transporte para muchos, es más, del total del parque automotor que rueda en el país, es decir 15,3 millones de matrículas activas según el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, el 58 % corresponde a este tipo de vehículo, con 8.906.554 unidades.

Es una cifra bastante importante y demuestra que son cada vez más quienes usan este tipo de transporte para actividades diarias. Y es que son varias las ventajas de tener un vehículo de dos ruedas en el país: para tener una nueva hay que invertir entre 3,5 y 4,5 millones de pesos en promedio, mientras que una usada cuesta incluso la mitad, lo que las convierte en una opción asequible para muchos. 

Eso sin contar que están exentas del pico y placa y algunas no deben pagar impuestos, su mantenimiento es económico, ya que no consumen tanto combustible, y en muchos casos se usan como herramienta de trabajo. 

Así que entendemos que estés pensando en adquirir una compañera de dos ruedas, sin embargo si estás pensando en comprarla usada, tenemos algunos consejos para que tomes la mejor decisión y sea una experiencia inolvidable para ti. 

1. Compra lo que necesitas de verdad

Se trata de una decisión muy importante, por eso es recomendable no dejarse llevar por el momento o el impulso y pensar bien qué es lo que realmente necesitas. 

Dependiendo del uso que le vas a dar fíjate si te va a ser difícil subirte o bajarte dependiendo de tu estatura, tampoco elijas un gran motor o de mucho peso si no tienes experiencia conduciendo anteriormente.

Por ejemplo, si estás apenas empezando  puedes comenzar con una 125 cc, ya que puedes usarla en la ciudad y en carretera. 

2. Cuidado, mira a quién le compras

Es probable que busques en OLX o marketplace pues últimamente es muy común usar este tipo de herramientas, sin embargo ¡mucho cuidado!  puedes encontrar opciones de todo tipo y si no investigas adecuadamente a quién vende, correrás el riesgo de que nadie te responda o quedes con algunos problemas sin resolver en caso de que algo suceda. 

También puedes buscar las recomendaciones y asesorarte muy bien para tener la tranquilidad de que estás comprando algo que realmente vale la pena. 

 

3. ¡Investiga todo! 

Parece un consejo muy obvio, pero a veces cuando estamos muy emocionados por adquirir un vehículo perdemos de vista algunos detalles que no pueden pasar por alto. 

Verifica que no sea robada, que tenga todo el día en el RUNT y en los demás requisitos de tránsito. Revisa el historial del vehículo, si ha sido reportado o tiene multas pendientes. 

También ten en cuenta que se encuentre a paz y salvo en impuestos, y que cuente con toda la documentación, como el SOAT y la Técnico Mecánica al día.

4. Haz un peritaje antes de comprar

Lo más recomendable es hacer un peritaje para saber el estado real. Una cosa es lo que te diga el vendedor o lo que sepas tú al momento de revisar,  y otra cosa es conocer el estado real de la moto. 

El Peritaje te brindará información acerca del estado general de los sistemas de seguridad activa y pasiva del vehículo, sistemas mecánicos, eléctrico, confort, estructura (chasis), latonería y pintura. Y además tendrás un informe con el valor comercial sugerido, de acuerdo a su estado general y accesorios no originales que pueda tener. 

Así, podrás tener la confianza de tomar una buena decisión en la compra de una moto usada. En Automás tenemos servicio de peritaje que puedes agendar y te garantizará una compra segura. 

Lee también ¿Por qué comprarle el combo diamante a tu motocicleta? 

5. Pregunta sin miedo 

Muchas veces tenemos dudas acerca de lo que queremos comprar, pero no preguntamos lo suficiente y luego es cuando vienen las confusiones; por eso, antes de comprar pregunta todo lo que necesites saber o que te cause curiosidad. 

¿Desde hace cuánto la tiene?, ¿es único dueño o la compró usada?, ¿cuántos kilómetros?, ¿para qué la utiliza?, ¿ha hecho algún viaje largo?, ¿por qué la quiere vender?

Todos los detalles son importantes para que cuando sea tuya tengas claridad de su historia e incluso sus problemas o ventajas.

6. Revisa el estado de las llantas

Uno de los gastos más frecuentes en los que puedes incurrir cuando compras son las llantas. Revisa que  estén en buen estado y que no las tengas que cambiar en los próximos meses, ya que te implica un gasto extra. 

Cuando revises, verifica que los rines no estén oxidados, que las llantas no tengan un desgaste tan grande y, por supuesto golpes, o protuberancias. 

7. Pruébala

Es probable que desconfíen si quieres probarla antes, pero inténtalo luego de que haya un poco de confianza, ya que es necesario porque tienes que sentirte cómodo al conducirla y te permitirá  percibir ruidos que te harán saber si está en buen estado o no. 

Si no te permiten manejarla, entonces piénsalo dos veces porque es muy importante que tú mismo la sientas y veas cómo te sientes mientras conduces. 

Con estos consejos estarás tomando una decisión más adecuada y de la cual seguro no te arrepentirás. Recuerda asesorarte siempre con expertos y llevarla a centros de diagnóstico automotor que estén autorizados y te garanticen un análisis real si quieres conocer su estado. 

En Automás tenemos servicio de peritaje especializado en motos en nuestros centros de experiencia Motomás, un espacio pensado para los amantes de las motos, en el que podrás encontrar servicios para consentirla y lograr que tu primer viaje sea 100 % seguro.

¿Qué esperas? pregunta por nuestro Combo Diamante para ayudarte y asesorarte antes de comprar tu moto. 

Related Posts

Deja una respuesta