AutoMás, Motomás, Motos, Motos eléctricas y ciclomotores

6 cosas que debes hacer para cuidar la batería de las motos eléctricas

6 cosas que debes hacer para cuidar la batería de las motos eléctricas

Cuando compramos una moto eléctrica, es necesario tener en cuenta que la batería es una de las partes más importantes.

En el caso de este tipo de vehículos, lo que buscamos es que su autonomía perdure durante mucho tiempo. No hay nada más molesto que nos quedemos sin batería a la hora de estar movilizándonos, pues este ya no se moverá más hasta que encontremos dónde recargarla.

La batería es lo que le da vida al motor, por eso dependemos tanto de su duración. En este articulo revisaremos algunas consideraciones que podemos aplicar a la hora de cuidar la batería en una moto eléctrica y evitar que nos quedemos varados a la mitad de la nada.

Cómo cuidar la batería de las motos eléctricas

1. Sobrecarga, algo que debemos evitar

Cuando estamos cargando cualquier electrodoméstico u objeto que contenga batería, la sobrecarga es un aspecto que perjudica de manera letal a la vida útil. 

En este caso no es la excepción; pues dejar la carga de la batería por encima del 100 %, podría dañar un poco a poco los compuestos que tenga en su interior y debilitar su autonomía.

Un consejo para que podamos estar pendientes es que programemos alarmas, ya que perder el control de este tema, si tenemos este tipo de vehículos, puede ser trascendental en la vida útil de una batería. Por ende, es necesario tener cuidado en el nivel  de carga que tengamos en la moto cuando la cargamos para no recaer en la sobrecarga.

2. Evitemos el agua

Cuando estamos conduciendo nuestro vehículo eléctrico, podemos caer en una gran tormenta o en diferentes aspectos del ambiente que no podemos controlar. Aquí el agua puede ser nuestro gran enemigo, ya que puede alterar o dañar gran parte de la batería y tenernos varados mucho tiempo.

Cuando vayamos rodando y esté lloviendo en gran medida, tratemos de estar en alguna parte, que nos podamos escapar de la lluvia.

Lo importante es que estemos conscientes de que las baterías no son hidrofóbicas y que su funcionamiento puede depender, en gran medida, del cuidado que tengamos. 

Por esta razón, huyamos del agua si lo que queremos es cuidar la vida útil de la batería de nuestra moto eléctrica.

3. Huyamos del calor

Tengamos en cuenta que las baterías pueden ser muy sensibles al calor ambiente; su funcionamiento puede alterarse en gran medida.

Hay diferentes tipos de baterías que pueden ser muy repelentes al calor al estar en ambientes muy calurosos.

La temperatura puede alterar su funcionamiento, ya que los componentes que la hacen funcionar alcanzan una cantidad considerable de litio, donde este puede modificar en gran medida la ejecución de la moto.

4. Interrupción de la carga

Aunque esta consideración pueda ser obvia, es necesario resaltar que las baterías deben alcanzar un máximo de carga para que tanto ella como el vehículo puedan ser autosuficientes.

 Cada batería tiene una duración estimada en carga, y puede que el mismo uso sea un arma para que seamos un poco impacientes a la hora de cargarla  y querer utilizarla, pero debemos ser pacientes. 

Podemos desconectarla a un porcentaje considerable y utilizarla, pero si lo que queremos es cuidar la batería, debemos ser un poco más pacientes y utilizarla cuando tenga, por lo mínimo, un 70 % de carga (recomendable). De esta manera, la batería puede tener una vida útil más prolongada.

5. Corriente y sus aliados

Cuando llegamos a un establecimiento en el que podamos cargar la batería, lo aconsejable es que intentemos seguir las consideraciones o recomendaciones del fabricante. Es decir, que intentemos cargarla con el voltaje que indica nuestro vehículo, ya que la sobrecarga puede aparecer y estropear la batería.

Si estamos en una parte que la que podamos cargarla, y la salida de voltaje es un poco más alta de la que nos aconsejan, es mejor evitar hacerlo, ya que de esta manera podemos alterar los iones que dan vida a nuestra batería y dañarla de forma considerable.

Lee también: Top 5 de las motos eléctricas que jamás te dejarán mal 

6. Conduzcamos con precaución

Si cogemos nuestra moto eléctrica, y sacamos lo mejor que hay en ella, e incluso llegamos a kilómetros inimaginables, es mucho más viable que bajemos los niveles de batería mucho más rápido de lo que pensamos.

Conduzcamos de manera moderada, ya que de esta forma podemos conservar mucho más su vida útil y evitar que tenga un esfuerzo sobredimensionado.

Además de todos estos consejos, es muy importante que cuando le hagas las revisiones correspondientes, cuentes con un lugar en el que conozcan de estos tipos de motos. En AutoMás contamos con sedes especializadas en motores de dos ruedas y le hacemos la Revisión Técnico Mecánica. 

 ¿Ya conoces nuestras sedes Motomás? Somos especialistas en motos eléctricas. Agéndate aquí. 

Related Posts

Deja una respuesta